‘Big data’ e inteligencia artificial para poner a punto el comercio electrónico

0
165
Antes de la pandemia el 82% de las empresas españolas se planteaba incorporarlos, pero su adopción en las pymes es aún casi una quimera

 

Antes de que estallara la crisis del coronavirus, el 82% de las empresas españolas estaba planteándose la incorporación de tecnologías de inteligencia artificial (IA) a sus procesos –también a los comerciales–, lo que supone nueve puntos por encima de la media de los cinco grandes países europeos con Alemania a la cabeza. Hasta entonces, su implantación se estaba centrando en las áreas de seguridad (42%), automatización de procesos (31%) y atención al cliente (29%).
Sin embargo, la adopción a nivel general de la IA dentro del tejido societario español, especialmente entre las pequeñas y medianas empresas españolas, es aún casi una quimera. Herramientas como el ‘big data’ (los llamados macrodatos y el uso inteligente de los mismos) pueden convertirse en esenciales para que las pymes puedan conocer mejor a sus clientes y, así, adelantarse a los cambios de tendencias y los gustos de los consumidores.
El buen uso del análisis de los datos es esencial en el crecimiento de una compañía, según el consenso de los expertos. El claro ejemplo es el del emporio Amazon de Jeff Bezos. El gigante del ‘ecommerce’ recopiló la información de más de 150 millones de cuentas de sus usuarios para no solo captar más compras a través del canal electrónico, sino incluso fidelizar a los clientes atrayéndoles con sus propios gustos.
Esta recopilación incluye cálculos sobre el tiempo que cada persona permanece en el sitio web, los enlaces a los que ha dado ‘clic’, la duración de cada visita, la actividad en el carrito de compras de Amazon y también su lista de «deseos», es decir, sus preferencias de futuras compras. A ello se le suman las interacciones del cliente con la propia marca en algún momento. Así es como el gigante de las ventas por internet casi siempre acierta a la hora de presentar ofertas de productos y servicios a sus usuarios.
Sin embargo, la tecnología también es clave en el reparto de esos productos. Cada ‘Black Friday’ (el pasado dia 27 de noviembre, aunque cada vez más se prolonga varios días antes y después), las ventas ‘online’ se disparan. Solo en España las empresas de paquetería y logística moverón 50 millones de envíos en esas fechas, un 30% más que en 2019, según la patronal UNO.
Para agilizar las entregas y las peticiones, las compañías cada vez más hacen uso de la inteligencia artificial para adelantarse a la demanda y calcular los picos de la misma. Sus algoritmos aprenden de años anteriores y previenen cualquier carga de trabajo que pueda dar al traste con uno de los días con mayor número de entregas del ‘ecommerce’.

Deja un comentario