Así nos ayudará la tecnología 5G a llevarnos mejor con las máquinas

0
129
Una red que lo conecta todo. Que permite a los seres humanos y a las máquinas interaccionar entre sí y con su entorno,  la tecnología 5G nos llevará un poco más cerca de convertirlo en  realidad.

5G significa más y mejor conectividad, redes más estables, conexiones flexibles y adaptables al entorno y baja latencia. Significa nuevas formas de conectar objetos e interaccionar con las máquinas que hasta ahora solo estaban en nuestra imaginación. La tecnología 5G será la base sobre la que despegará el verdadero potencial de internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés). El primer paso hacia una nueva de comunicación entre sapiens y máquinas.

La relación entre humanos y máquinas

Hoy nos puede parecer algo extraño, pero hasta hace poco los seres humanos y las máquinas apenas tenían relación. Durante siglos, accionar una palanca o una polea era todo el contacto que mantenían. Después llegaron la maquinaria industrial, los coches o los electrodomésticos. Pero la relación entre ambos no mejoró mucho. Máquinas y humanos iban cada uno a lo suyo.

Hasta la popularización de la informática en los 80 y de internet a finales del siglo XX, la mayoría del planeta vivía al margen de los ordenadores y la digitalización. Todo cambió a partir de entonces. Tras dos décadas vertiginosas, hoy hay más líneas móviles que personas en el planeta. Y casi la mitad de los seres humanos tiene acceso a internet.

Según los datos de la organización móvil GSMA, existen 5.100 millones de usuarios móviles en el planeta. Dentro de cinco años serán 5.800 millones. De forma paralela, existen ya 9.100 millones de objetos conectados a internet de las cosas. En el mismo espacio de tiempo pasarán a ser más de 25.000 millones. Mejor empezar a llevarse bien con ellos.

5G y la explosión de IoT

Desde que se desarrollaron los primeros estándares de comunicación móvil, se ha pasado rápidamente de una red 1G a la 4G que hemos manejado en los últimos años. Con cada mejora, aumentaba la capacidad de transmisión de la red. Pero el salto a la tecnología 5G no es solo a nivel cuantitativo, sino también cualitativo. Estas son las características de 5G que cambiarán la forma en la que interaccionamos con el mundo.

  • Alta disponibilidad en todo el mundo, del 99,999% una vez se haya completado el despliegue.
  • Bajos tiempos de latencia (suma total de retardos en la transferencia de información en la red) inferiores a un milisegundo.
  • Elevada capacidad de segmentación mediante la virtualización de la red y el network slicing, permitiendo la gestión flexible de la red en función de las necesidades del objeto conectado.
  • Reducción de hasta el 90% del consumo de energía.
  • Alta densidad, permitiendo la conexión de hasta 100 veces más dispositivos por unidad que la tecnología 4G.
  • Velocidades de transmisión de hasta 20 Gbps.

¿Y qué significa todo esto significa para la relación entre humanos y máquinas? Pues que los objetos podrán conectarse en casi cualquier lugar, podrá haber mucha mayor concentración de dispositivos IoT y el bajo consumo permitirá que duren más tiempo. Mientras, la baja latencia, la virtualización de la red y las altas velocidades de transmisión harán que comunicarse con ellos (y los objetos entre sí) sea más sencillo.

Tecnologías inmersivas, industria 4.0 y redes de sensores

Coches hablando entre sí y comunicándose con las señales y los semáforos. Autobuses autónomos recorriendo nuestras ciudades. Gestión de servicios públicos como la energía o el agua de forma inteligente y en tiempo real. En el informe ‘5G use cases’, Ericsson presenta multitud de casos en los que la tecnología 5G va a ser un paso de gigante hacia el futuro. Y profundiza en tres escenarios que cambiarán la interacción entre personas y máquinas.

  • Tecnologías inmersivas. La tecnología 5G traerá nuevas oportunidades de desarrollo para la realidad virtual y aumentada, el llamado internet táctil, la conectividad de grandes edificios y smart homes y las experiencias de entretenimiento inmersivo.
  • Industria 4.0 y control remoto de maquinaria. La industria es quizá el sector que con mejores ojos observa el desarrollo de internet de las cosas y la tecnología 5G. La gestión remota de maquinaria pesada, el control de la producción en tiempo real o la automatización de las fábricas permitirán el desarrollo de la industria 4.0. Más eficiente, más segura y más competitiva que la actual.
  • Redes de sensores. La sensorización del entorno, ya sea en las ciudades o en el campo, nos acercará un poco más al sueño de la todonet que nombrábamos al principio. Gracias a sensores con menor consumo y mayor conectividad, la tecnología 5G permitirá la gestión inteligente de la red eléctrica, los sistemas de transporte, la producción agrícola o la gestión de recursos.

 

 

 

Deja un comentario