Las seis maneras en las que el Internet de las cosas afecta a tu trabajo

0
42

Aparición de nuevos empleos

  • Sustitución de parte de la fuerza laboral por máquinas

  • Confluencia entre tecnologías de la información y otras disciplinas

 

Se conoce como Internet de las cosas a la interconexión digital de objetos cotidianos. En un primer momento, los avances en esta tecnología estaban destinados a implantarse en viviendas, pero ahora, la tendencia ha cambiado y su presencia en el mundo laboral es cada vez mayor.

 

Pero, ¿cómo afectará este avance en la realidad laboral de las personas? ¿Necesitarán más formación los empleados? ¿Conseguirán las máquinas reducir las plantillas de personal?

Seis maneras en las que el Internet de las cosas puede afectar a tu trabajo:

1- Trabajos tradicionales en verticales híbridas:

El Internet de las cosas va a conducir a la aparición de mercados compuestos por verticales híbridas, como puede ser el caso de las tecnologías de la información con la medicina o la ingeniería. Esta confluencia creará empleos que adía de hoy son bastante conocidos, como desarrolladores de software, directores de producto, diseñadores de hardware…

2- Nuevos trabajos en verticales híbridas:

Esta confluencia también deparará la aparición de nuevos puestos de trabajo, como son los diseñadores de robots médicos, consultores de dispositivos médicos, gerentes de modernización de redes…

Estos puestos requerirán una formación y conocimiento específico en nuevos campos científicos, así como la adquisición de habilidades complicadas.

3- Trabajos tradicionales en verticales tradicionales:

Este tipo de empleos son los que menos tiempo van a tardar en ser asumidos por la tecnología. Se trata de puestos que requieren poca cualificación y de naturaleza repetitiva y redundante.

Estos empleos habían logrado aguantar a la automatización de otros procesos similares, pero parece que al final van a acabar cayendo en las redes de la tecnología.

4- Nuevos trabajos en verticales tradicionales

Los mercados tradicionales necesitan del desarrollo de de software, análisis de datos y alta cualificación para dar apoyo a los procesos que queden integrados en el Internet de las cosas.

Así, las empresas que ofrezcan estos nuevos servicios deberán contratar personal para hacer más manejable el producto final, así como más extendido. En este sentido, aparecerían trabajos similares a los de las verticales híbridas.

5- Trabajos con menos posibilidades de sufrir cambios:

En en este campo entran los trabajos que requieren de atributos humanos que a día de hoy las máquinas no son capaces de replicar, como la creatividad, la intuición o la visión a largo plazo. Afecta a enfermeras, consejeros, psicólogos, asistentes, académicos…

6- ¿Qué es lo siguiente?

En este momento, el Internet de las cosas está sumido en pleno proceso de expansión. Su integración es más palpable en Asia, donde un 40% de las máquinas cuentan con algún tipo de conexión. Mientras, en Europa, este porcentaje se reduce al 28%, al 18% en Norteamérica, 8% en Sudamérica o 4% en África.

Así, muchos puestos de trabajos tradicionales y poco cualificados están desapareciendo para ser asumidos por máquinas, por lo que la fuerza laboral deberá prepararse para encontrar la manera de entrar a un mercado cada vez más restringido.

Deja un comentario