Inteligencia y sensorización para reducir nuestro consumo energético

0
43

Dotar a nuestro país de sistemas inteligentes que permitan reducir y optimizar el consumo energético en fábricas, ciudades, hogares y centros de datos. Esa ha sido la premisa con la que se ha celebrado el Smart Energy Congress 2017 a lo largo de la presente semana en Madrid.

En el evento se han discutido la práctica totalidad de tendencias implicadas o relacionadas con la energía y su futuro digital, desde los edificios inteligentes hasta las oficinas eficientes, pasando por aplicaciones domésticas para reducir la dependencia eléctrica y mejorar el consumo; así como mejores prácticas públicas en la materia, innovaciones en fuentes de energía distribuidas o smart-grids.

En el ámbito de las urbes, Valencia, Sant Feliu de Llobregat o Rivas Vaciamadrid fueron sólo algunos de los ejemplos que los asistentes al congreso pudieron conocer sobre el uso de las ciudades inteligentes, la sensorización y el Big Data para manejar mejor el uso energético y otros factores críticos para la población. A su vez, compañías como Telefónica, Ericsson o Microsoft pusieron la nota de color de la industria en este sentido, con la sostenibilidad y el ciudadano en el epicentro de la ecuación.

Los retos de las empresas energéticas en este nuevo contexto también tuvieron cabida durante el Smart Energy Congress 2017, con la opinión de Gas Natural Fenosa, Iberdrola, EDP Energía o Acciona Service. Todos ellos coincidieron en la necesidad de ofrecer servicios más personalizados a los usuarios, apostar más decididamente por fuentes de energía renovables, impulsar proyectos de innovación en la captura de CO2 o la sostenibilidad, así como impulsar la medición y monitorización inteligente de las redes para ser más eficientes. Todo ello en un camino hacia las redes activas y smart-grids como elemento de transformación hacia un sistema eléctrico más optimizado y equilibrado ante los picos de demanda.

Más allá de la electricidad pura y dura, en el Smart Energy Congress 2017 se ha podido discutir ampliamente sobre la eficiencia en el biomio de energía y agua, con la gestión inteligente de este recurso natural en la punta de lanza. Igual ha sucedido con el rol de la banca en esta cuarta revolución industrial, tema que ha sido protagonizado por el Banco Santander.

Asimismo, y ante el mundo digital en que nos movemos, el evento ha dedicado un gran número de sesiones a analizar el diseño, ejecución y optimización de los centros de datos para reducir su impacto energético. No en vano, hemos de recordar que los CPD son uno de los demandantes de electricidad más exigentes en la actualidad, no sólo para su propio funcionamiento sino también para tareas de refrigeración.

Deja un comentario