Retener el talento y lograr el desarrollo sostenible, retos de las ciudades inteligentes

0
37

Segovia acoge el primer diálogo de la Red nacional, una charla entre la alcaldesa, Clara Luquero, y Pilar Conesa, presidenta de Smart City Expo World Congress.

La Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI), fundada en junio de 2011, la forman en la actualidad 81 núcleos urbanos, entre ellos Segovia, que tienen el objetivo común (aunque con retos diferentes) de propiciar el progreso económico, social y empresarial a través de la innovación y el conocimiento, y con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) como base. Para acercar la actividad que realiza a los ciudadanos, la RECI decidió programar una serie de diálogos en toda España con la participación de alcaldes y personalidades relevantes en el ámbito del desarrollo sostenible e inteligente de las ciudades. El primero de estos diálogos se celebró este miércoles en Segovia, en la Sala Ex.Presa 1, con la participación de la alcaldesa, Clara Luquero, y la directora del Congreso Internacional de Ciudades Inteligentes (Smart City Expo World Congress), Pilar Conesa. Fue además un encuentro nacional de representantes de muchas de las ciudades y al que asistió la actual presidenta de la red, Núria Marían, alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat.

El concejal José Bayón, que introdujo el diálogo, situó también su marco de referencia: «Los ciudadanos son los protagonistas reales de las ciudades», y estas son su entorno vital, de manera que este concepto engloba la sostenibilidad económica y social. Sobre estas cuestiones gravitan los retos que tienen las ciudades del siglo XXI (todas, pero las inteligentes o ‘smart cities’ en especial) y el gran reto, en estos tiempos «de crisis, de desafección por la política y descrédito de las instituciones democráticas», señaló Luquero, es posible que las administraciones locales pueden contribuir a la «revolución en la democracia participativa» con las herramientas tecnológicas, que permiten tener la opinión de los ciudadanos de forma directa e inmediata, «saber qué opinan los vecinos sobre los proyectos vitales para la ciudad».

Mencionó la alcaldesa que «el gran reto es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos», contando con el ‘big data’ (el cruce de información) y otras herramientas y «en última instancia hacer sociedades más justas e integradoras, que no dejen a nadie atrás». Y lo corroboró Pilar Conesa al señalar que «los retos implican tener ciudades vivibles, inclusivas y participativas». Son retos comunes en parte, aunque cada ciudad tiene sus prioridades, y como administración más cercana y donde «la tecnología permite acelerar la innovación y la participación de los ciudadanos en la gestión», comentó, «hemos de conseguir que la ciudad sea como una extensión de nuestra casa, un espacio del que nos ocupemos para vivir bien».

Las ‘smart cities, destacó Conesa, tienen que promover una «visión más transversal de la ciudad», coordinar las acciones para tener servicios más eficientes y con un mejor retorno al ciudadano, porque en solo 50 años se ha duplicado la población urbana, y entre otras cosas hay que «abrir los recursos para retener el talento» y que los jóvenes permanezcan.

Luquero abundó en esta idea, recalcó la intensa vida cultural de Segovia, que, a diferencia de en otras ciudades, surge de la propia sociedad, y mencionó esa «clarísima identidad cultural», con el turismo como motor de la economía, como base para afrontar el reto de la generación de empleo y «ser capaces de retener y atraer el talento», con una estrategia diversificadora que también puede aprovechar su tamaño para, por sus dimensiones, ser sede de proyectos piloto en muchos ámbitos. El tamaño es «una ventaja», agregó, para «una ciudad bien comunicada y con calidad de vida, segura y hermosa». «Segovia es una primera potencia mundial en calidad de vida, y sabemos que el futuro es concentración de talento».

Han de aprovechar esta ventaja ciudades como Segovia, destacó Conesa, donde «las acciones del alcalde llegan a cada rincón», porque «en el mundo global las grandes empresas valoran donde instalarse más a nivel de ciudad que de país, lo que les interesa es que quien venga se sienta bien y no se quiera ir a otro sitio», pues «hoy las ciudades compiten por el talento que se venga a instalar».

Por eso es importante para las ciudades inteligentes que los ciudadanos tengan conciencia de sostenibilidad ambiental, que es mayor en los jóvenes, indicó Conesa. Luquero apostillo que «las ciudades no pueden dejar de ser educadoras» porque «así es más fácil el cambio de conceptos». Y la ciudad pequeña (de nuevo la ventaja) «permite mejor la sensibilización» ante el hecho de que «la innovación va a velocidad de vértigo».

Deja un comentario