Primera plataforma de Internet de las Cosas industrial 100% vasca

0
52

Sarenet, Irontec y Biotermiak se han unido en este proyecto orientado hacia la industria 4.0 y la digitalización de la pyme

Sarenet, Irontec y Biotermiak se han aliado para crear la primera plataforma de Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés)  desarrollada al 100% en Euskadi y orientada a la pyme industrial. Dentro del entorno estratégico de la industria 4.0, este consorcio ha puesto en marcha una plataforma que pretende aportar valor añadido a los procesos productivos y de explotación de negocio de los clientes, todo ello de una forma sencilla, rápida y a precios muy competitivos.

La plataforma IoT Cloud, que cuenta con un sistema de notificación y gestión de eventos en casos de situaciones anómalas, permite establecer rangos de valores aceptables y datos cruzados y relacionados entre instalaciones. A su vez, ofrece la posibilidad de visualizar valores en gráficas según escala (cruzando variables e instalaciones), y provisionar nuevas variables o parámetros, dispositivos de recogida de datos e instalaciones. 

La propuesta, que está basada en tecnologías abiertas y soluciones de software libre con un modelo de negocio de pago por uso, cubre desde el asesoramiento técnico inicial hasta el soporte y mantenimiento posteriores, y contempla todos los elementos necesarios para garantizar su éxito: plataforma IoT, comunicaciones, y equipamiento. En el proyecto Sarenet aporta la infraestructura gestionada para las comunicaciones y alojamiento de la plataforma IoT, mientras que Irontec  se responsabiliza del desarrollo del aplicativo y Biotermiak es la empresa industrial que ha definido las necesidades y ha servido de tester al implementar y depurar la solución.

Escalabilidad e integración

Esta plataforma fundamenta sus claves en 4 grandes pilares: facilidad de uso, escalabilidad, integración de sistemas externos y versatilidad.

Se ha puesto especial énfasis en  el diseño de las interfaces para que sean sencillas y útiles para el usuario, garantizándole así una curva de aprendizaje lo más leve posible. Además, se ha diseñado un panel de explotación de datos que facilita el conocimiento avanzado de las instalaciones.

Los clientes actualmente cuentan con numerosas instalaciones y múltiples dispositivos que envían grandes volúmenes de datos.  Por ello, la escalabilidad del sistemaes un punto importante, junto con la generación de una base de datos centralizada de dispositivos industriales que permita realizar el despliegue automatizado de nuevos equipos en el futuro garantizando la seguridad y conficencialidad de los datos.

Estos sistemas están preparados para convivir con otros ya en funcionamiento en las dependencias del cliente. En este sentido, el diseño de una API (Application Programming Interface) pública permite recoger y enviar la información desde los dispositivos del cliente de forma sencilla por un lado, y la exportación de datos por otro, para que el cliente pueda trasladar su información a sus sistemas de análisis de datos con total tranquilidad.

Fuente: El Mundo

Deja un comentario