El Big Data y la creacion de puestos de trabajo que todavía no existen

0
44

«El 60% de los niños que nacen hoy tendrán empleos que todavía no se han creado», ha afirmado este lunes la CEO y fundadora de Synergic Partners, Carme Artiagas, durante la Conferencia central de la Big Data Madrid 2016, en la que ha recordado que «la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) calcula que en Europa se van a reducir un 57% los empleos a causa de la inteligencia artificial, sobre todo en los campos menos especializados».

«La inversión de capital riesgo en inteligencia artificial ha alcanzado los 600 millones en el primer cuatrimestre de 2016. Esto supone 200 millones más que en el mismo periodo del año pasado (…) Esto implicará, por otro lado, que se creen puestos de trabajo que a día de hoy no existen», ha detallado Artigas.

Durante el evento, que se celebrará del 24 al 30 de octubre, Artigas ha asegurado que la inteligencia artificial ya no es ciencia ficción y que «hay que democratizarla». No obstante, también advierte en la necesidad de una regulación en los procesos éticos, puesto que -según agrega- entre 2030 y 2040 «seremos capaces de crear máquinas más inteligentes que el ser humano». «Debemos poner la ética por delante de la revolución tecnológica», ha apostillado.

«Estamos asistiendo a la convergencia de varias tecnologías que nos permitirán crear nuevas fuentes de valor y aplicarlas para resolver grandes retos humanos y debemos ser inteligentes para equilibrar riesgos y beneficios», añade.

Big Data, un sector consolidado

Así como en el año 2012 el ‘Hype Cycle of Gartner’ mostraba que el Big Data se encontraba en estado irruptivo, actualmente se ha consolidado. «El reto ahora es que el Big Data sea maduro a nivel empresarial», señala Artigas, quién también ha apuntado que «un 97% de los proyectos de Big Data están liderados por CEO y solo un 3% los encabezan las áreas de IT de las empresas».

Esta revolución proviene de la caída de los precios en banda ancha y almacenamiento de datos que permite a las empresas, por un lado invertir en Big Data y, por otro, democratizar el procesamiento de datos. «En el año 2.000 abrir una startup en Sillicon Valley requería 5 millones de dólares. Hoy esta operación cuesta 5.000 dólares: la razón es el uso de software libre», explica.

La industria se focaliza ahora en tres retos principales: el reconocimiento de imágenes, de voz y de texto. «El Big Data es ya algo maduro y el reto ahora es ver cómo aplicar la inteligencia artificial al negocio de la mejor manera», ha concluido Artigas.

Deja un comentario