El Grupo PSA utilizará impresión 3D para reducir drásticamente los costes de fabricación de los coches

0
43

Fabricar componentes para coches más ligeros y más baratos es el objetivo con el que el Grupo PSA y la firma Divergent 3D han suscrito un acuerdo en forma de declaración de intenciones. Divergent 3D realiza impresión 3D en plásticos y metales, lo que le da una oportunidad de oro en el mundo de la fabricación de automóviles, tanto en pequeños componentes como en estructuras.

En palabras de Carlos Tavares, CEO de PSA (Peugeot, Citroën, DS):

«Estos espectaculares avances en la impresión 3D ayudarán a posicionar al Grupo PSA como líder en la fabricación de automóviles. Esto tiene el potencial de escalar drásticamente el tamaño y el alcance de nuestra huella de fabricación, reducir el peso total del vehículo y la complejidad de fabricación, a la vez que nos da una flexibilidad casi ilimitada en la producción de diseño».

La obra más asombrosa de Divergent 3D hasta la fecha es un superdeportivo llamado Blade que conocimos hace un año y cuyo chasis fue impreso en 3D.

«Un cambio radical para nuestra industria»

PSA no es el primer fabricante que observa atentamente las posibilidades que le brinda la impresión 3D. Presente en otros campos de la industria, Ford también está investigando la manera en que puede hacer rentable esta forma de trabajar. Por su parte, el grupo liderado por Tavares ya prevé comenzar a realizar prototipos con Divergent 3D.

Divergent 3D tiene como meta ser un activo en la fabricación de automóviles. Entre sus argumentos está sostener que la gran mayoría de las emisiones contaminantes proceden de la industria, de manera que ofrecen lo que en palabras de su CEO, Kevin Czinger, es «un camino sostenible para la industia del automóvil que creemos que dará lugar a un renacimiento de la fabricación de coches».

Deja un comentario