Internet de las cosas: la revolución tecnológica que cambiará al mundo

0
38

De qué se trata el fenómeno que, en el corto plazo, influirá de forma drástica en la vida diaria. La opinión de un analista de mercado, los emprendimientos locales más destacados y los hogares inteligentes como su ejemplo más saliente

Zapatillas deportivas que cuentan kilómetros; collares para perros que informan sobre sus movimientos; cubeteras que mandan mensajes cuando alguien se excedió con la ingesta de alcohol; medias que ponen pausa en la película o serie al momento en que el espectador se quedó dormido. Y millones de otros gadgets, útiles o no tanto, que por ahora solo están en la imaginación -o los laboratorios- de los inventores del mañana. Sí, es la llamada «nueva revolución industrial» conocida como Internet de las Cosas.

La mayoría de los artículos sobre Internet de las Cosas –traducción deInternet of Things (IoT)- comienza con una definición acerca de las implicancias del fenómeno porque su concepto es resbaladizo y todavía resulta del todo familiar. La presencia de la palabra «cosas» lo inunda de ambigüedad. En realidad, no es tan complejo: se trata de objetos conectados a través de la red que utilizan esa conexión para recabar información y, más tarde, desarrollar una acción.

Internet de las Cosas no es una ilusión futurista que se divisa a lo lejos; ya llegó y es una realidad tangible en dispositivos que se utilizan en la vida diaria. Por ejemplo, todos aquellos aparatos a los que se les agrega el prefijo «Smart»: los smartphones, los smart TV, hasta algunos aires acondicionado. La nomenclatura no indica que sean inteligentes, sino su posibilidad de conectarlos a Internet.

La gran revolución que se avizora será por su producción vehemente en los próximos años. La revista Business Insider calcula que, para 2020, se triplicará la cantidad de objetos conectados a Internet hasta llegar a los 24 mil millones, sumado a los 10 mil millones que habrá en los dispositivos ya establecidos antes mencionados. La inversión que demandará ronda los 6 trillones de dólares.

Fuente: Infobase

Deja un comentario