Amazon se cansa de esperar y se lanza a probar drones mensajeros en Europa

0
38

El Gobierno británico ha firmado un acuerdo con la compañía para que pruebe sus drones de entrega de paquetes, y lo mismo ha pasado en Holanda, mientras en Estados Unidos aún está prohibido.

El enorme minorista Amazon ha unido fuerzas con el Gobierno británico para probar drones de entrega de paquetes. Es un importante golpe maestro para la empresa, que aún tiene prohibido probar determinadas tecnologías de drones en Estados Unidos.

En junio, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) publicó una actualización de las reglas que gobiernan la operación de drones que abrieron los cielos estadounidenses al uso limitado de drones comerciales. Pero en lo que respecta a Amazon, la actualización no incluyó los vuelos autónomos guiados por GPS ni aquellos en los los que un dron abandone la línea visual del operador humano.

Su CEO, Jeff Bezos, ha declarado muy abiertamente su postura alcista sobre la entrega de paquetes mediante drones. En 2013, habló con el programa televisivo estadounidense 60 minutos y señaló los drones como el futuro de la empresa. Pero su masiva red de entrega sigue siendo sobre todo terrestre y Amazon ha protestado por lo que considera una lenta respuesta de la FAA a los cambios tecnológicos.

En un comunicado publicado el mes pasado, el director de la FAA, Michael Huerta, calificó las reglas de «tan sólo un primer paso» y se comprometió a estudiar algunas de las tecnologías que Amazon está interesada en desarrollar, como la capacidad de detectar y evitar obstáculos automáticamente.

La empresa, según parece, se ha cansado de esperar. Aunque The New York Timesinforma de que Amazon no tiene planes de reducir sus investigaciones sobre drones en Estados Unidos, ya ha empezado a establecer programas de pruebas de drones en Holanda y Canadá.

Al anunciar su acuerdo con la Autoridad Civil de Aviación, la versión británica de la FAA, Amazon dijo que esta asociación «acerca Amazon a su objetivo de emplear drones paraentregar paquetes de forma segura en un plazo de 30 minutos en Reino Unido y en otras partes del mundo». Es más de lo que se puede decir, por desgracia, de los consumidores estadounidenses, que esperan ansiosos el día en el que sus botines recién comprados desciendan de los cielos.

(Para saber más: New York Times, Fortune, El dron repartidor podría legalizarse en dos años pero no espere verlo por su jardín, EEUU acepta la entrega de paquetes con drones si no superan los 23 kilos)

Fuente: MIT Technology Review

Deja un comentario