La Universidad se doctora en drones

0
40

Organiza un curso único en España que capacita para volar todo tipo de naves

La Universidad de Oviedo se adentra de pleno en el mundo de los drones y ha organizado el primer curso de experto en aeronaves pilotadas remotamente y autónomas. Sus responsables aseguran que es el único de este tipo existente en España, pues la mayoría de los que se organizan capacitan para pilotar drones de hasta cinco kilos de peso. El de la universidad asturiana llegará a los drones de 25 kilos y de ala fija, tipo avión. Así lo avanzó ayer el responsable de este nuevo título, el profesor Manés Fernández, quien apuntó que se cumplirán todas las exigencias de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

Pero hay otra diferencia importante. Lo normal es hacer un curso para pilotar drones y dedicarlo a una función específica, como por ejemplo la fotografía. En el caso de este curso, que se impartirá en los campus de Gijón y Mieres, no solo se enseñará a volar estos aparatos, sino que «incluye todo para complementar la profesión del alumno o directamente para trabajar con el dron», explica Fernández. En concreto, impartirán una veintena de asignaturas divididas en cuatro apartados: el segmento aéreo, el terrestre, las aplicaciones profesionales que tiene los drones y la parte legal.

El curso cuenta con 20 plazas, cuesta 2.500 euros y durará un trimestre completo en la modalidad semipresencial, a partir del mes de septiembre. «Además, las horas de vuelo se multiplican por cuatro, porque un curso normal tiene cuatro horas y nosotros llegamos a 16», informa.
Cualquier graduado o licenciado puede acceder al mismo, al tratarse de un postgrado. El interés que ha despertado este curso de pilotaje de drones ha llegado hasta Colombia, de donde han recibido solicitudes de información. No obstante, han advertido que al menos debe ser presencial durante un mes. La Federación de Aeronáutica del Principado de Asturias también aporta su granito de arena en esta idea, con la homologación de una parcela para las prácticas, mientras la empresa Asturavia, acreditada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, será la encargada del pilotaje propiamente dicho.

Manés Fernández explicó ayer que su idea «es llegar a ser un centro de referencia en configuración y diseño de drones» Su número de aplicaciones, indican, en amplísimo, prácticamente todos los campos, como la agricultura, la arqueología, la revisión de líneas de alta tensión y estructuras, los parques solares, la producción de audiovisuales o el rescate de personas. Además, parece que esta disciplina tiene también mucho futuro, pues «se ha hecho un estudio de proyección de mercado en los Estados Unidos y está prevista una inversión de varios miles de millones de dólares hasta 2020. No sabemos si durará diez años o cinco, pero ahora mismo este mercado está en ebullición», explicó Fernández.

Con este proyecto, la Universidad de Oviedo pretende liderar el campo de la formación en materia de drones y para ello nada mejor que ofrecer algo único en España.

Deja un comentario