Como puede el Internet de las cosas mejorar la sostenibilidad medioambiental de las empresas.

0
46

Los negocios pequeños y medianos pueden utilizar las últimas tendencias en gestión de la información en red para obtener beneficios económicos y ambientales al mismo tiempo. Bettina Tratz-Ryan, vicepresidenta de investigaciones de la consultora Gartner, aprovechó la reciente cumbre del clima en París para explicar de qué manera el «Internet de las cosas» prepara a las empresas para trabajar en estas dos líneas.

medio-ambiente-economia-green_hiLa cumbre del clima de París concluyó con un acuerdo global para mantener el incremento de las temperaturas por debajo de dos grados centígrados. Bettina Tratz-Ryan, vicepresidenta de investigaciones en Gartner comparte sus ideas acerca de cómo las nuevas tendencias en análisis y gestión de la información derivadas de la generalización del “Internet de las cosas” puede acelerar el desarrollo empresarial sostenible, en línea con el compromiso contra el cambio climático.

P: Tanto el sector público como el privado están llamados a implantar un modo de desarrollo sostenible. ¿Qué tecnologías están mostrando resultados esperanzadores en esta dirección?

R: La capacidad de desarrollar análisis en tiempo real sobre cualquier proceso es un factor clave hacia la creación de beneficios medioambientales. El ‘input’ que nos llega a través de sensores de todo tipo a través de Internet, el llamado ‘Internet de las cosas’ (IoT), se convierte en nuestros ojos y oídos. Podemos analizar conjunta y simultáneamente vehículos, desplazamientos y emisiones contaminantes para gestionar el tráfico de manera eficiente. También podemos vincular los datos de consumo energético de los edificios en tiempo real con el número de personas y la hora del día para reducir el gasto energético y también las emisiones. Todos estos acercamientos tienen una cosa en común: valerse de los datos en tiempo real para obtener resultados más sostenibles.

P: Muchas ciudades han abrazado en los últimos años el concepto de “smart city”. ¿Cuáles son los mejores ejemplos?

R: Los mejores ejemplos son aquellos que usan la tecnología para mejorar la gestión y que, al mismo tiempo, incluyen a sus ciudadanos en estos procesos. La integración social, la sostenibilidad, la conciencia climática y también la ciudadanía digital son claves en las ciudades inteligentes. Requieren a la vez estrategias sociales, económicas y medioambientales, pero traen beneficios tangibles. Ciudades como Copenhague (Dinamarca), Portland (EE.UU) o Kyoto (Japón) han sabido vincular clima con una gestión urbanística eficaz.

P: Cómo puede el Internet de las cosas mejorar el desarrollo sostenible en las empresas medianas.

R: El Internet de las cosas capacita a las empresas para analizar datos en tiempo real relativos a diferentes procesos de negocio y visualizar sus ineficiencias. Además, incrementa el número de datos disponibles, lo que permite descubrir cosas a mejorar en cuanto a procesos, maquinaria, etc.

 

Deja un comentario