Ciudades inteligentes contra la diabetes

0
70

El estudio “Ciudades cambiando la diabetes” sugiere ciudades inteligentes que inviten a consumir alimentos saludables y realizar la actividad física necesaria para combatir la enfermedad.

ciudades-inteligentes-y-diabetesFactores como la disposición de comida rápida y barata, una mala planeación urbana, el estrés y la desigualdad, son factores socioculturales que influyen en el aumento de la diabetes, según lo indicó el estudio “Ciudades cambiando la diabetes”.

La investigación sugiere que además de la atención médica, es importante tener ciudades inteligentes que ubiquen al ser humano en el centro, así como realizar cambios de hábitos en el estilo de vida de los habitantes de las urbes, con el objetivo de que consuman alimentos saludables y realicen la actividad física necesaria.

La experta en arquitectura urbana, Helle Soholt, consideró que las ciudades saludables son las que se diseñan pensando en las actividades de las personas, no en el tráfico vehicular y el cambio demográfico que sólo toma en cuenta el eventual confort de la gente dentro de su vivienda y no al exterior de los edificios.

Soholt sugiere rescatar más lugar para que circule el peatón y un transporte público eficiente.

En el estudio sobre diabetes y ciudades se informó que en la ciudad de México cada año se agregan a las calles 200 mil vehículos, y es uno de los sitios con más comida en la calle, lo que favorece una alimentación con alto contenido de grasa y calorías.

Al respecto, el director de la organización “Peers for Progress” (Compañeros de progreso), Edwin B. Fisgar, dijo que en las ciudades mucha gente se siente sola o vive en zonas marginadas y el aislamiento hace tanto daño como el tabaquismo, por ejemplo.

Por ello, es importante el apoyo de pares entre pacientes de diabetes, pues el compartir experiencias logra una mejor comprensión de la enfermedad.

Las cinco ciudades que participan en el programa piloto “Ciudades cambiando la diabetes” son: Copenhague, Houston, México, Tianjin y Shanghái.

Deja un comentario