El baloncesto español se abre al Big Data, la revolución que viene de América

0
41
Desde hace apenas un puñado de años, un cambio tecnológico ha revolucionado la forma en la que se entiende la NBA. Y no, no se trata del último modelo de las Air Jordan. Se trata del uso sistemático y ultraprofesionalizado de las estadísticas avanzadas y el llamado Big Data. Y esta revolución está llegando a la ACB…

imagen

Hubo un tiempo en el que el baloncesto se trataba tan solo de un grupo de personas jugando a meter más canastas que el rival. No es que en esencial el baloncesto moderno haya cambiado en ese; en el fondo, todo sigue girando alrededor de cómo hacer para meter más canastas que el rival. Pero todo se ha complicado un poco últimamente.

El lector poco seguidor del baloncesto profesional puede que se sorprenda, pero desde hace un puñado de años el deporte de la canasta vive al otro lado del Atlántico una auténtica revolución tecnológica que ya está suponiendo cambios reales y palpables en el juego en la cancha. El avance de la computación y de los métodos de seguimiento de variables en el deporte han permitido una explosión vinculada al uso de técnicas matemáticas y científicas en el análisis del baloncesto. Bienvenidos a la era del Big Data.

Imagínese que usted es entrenador y puede lograr ver más allá de lo que sus ojos y los de sus ayudantes pueden. ¿Cómo? Gracias a la recopilación, ordenación y sintetización de miles, millones de datos relacionados con el juego y los jugadores. ¿Qué porcentaje de tiro tiene fulanito cuando se empareja con alguien más alto? ¿Cuando juego con dos bases en pista pierdo más o menos posesiones? ¿Cuál de estos dos jugadores produce más por cada minuto de juego?

Éstas y muchas más son las respuestas que ya está ofreciendo el empleo del Big Data en el baloncesto. Por ahora es algo que ha desarrollado principalmente la NBA, liga en la que el uso de estadísticas avanzadas y análisis numéricos tiene ya una tradición de décadas (hay registros de casi todo), si bien los avances informáticos y de software son los que han permitido dar un salto exponencial en apenas unos años.

Deja un comentario