Aitronics apuesta por el Internet de las Cosas para domotizar el hogar y las residencias .

0
44

cc080915b003f21.jpg_1328648940 (1)La empresa aragonesa ha desarrollado un sistema que permite tener la casa conectada para hacer la vida más fácil y reducir los accidentes en el hogar de las personas mayores o que padecen alguna discapacidad. El sistema, que también puede ser instalado en la casa de cualquier familia para tener el hogar conectado, no requiere obras y tan solo hay que conectarlo.

Tener una casa conectada como las que aparecen en muchas películas cinematográficas no es misión imposible. Además, lejos de ser considerado como un tanto lujoso, que no lo es, tener un hogar domotizado presenta muchas ventajas y funcionalidades que contribuyen a hacer la vida más fácil de las personas.

Y eso es justo lo que pensaron en Aitronics, empresa puesta en marcha por ingenieros de la Universidad de Zaragoza, que decidieron apostar por el Internet de las Cosas para crear un sistema que permita conectar el hogar y aprovechar todas las funciones y ventajas para que las personas mayores o con discapacidad tengan menos problemas a la hora de vivir en su casa y se «facilite su cuidado y puedan ser más autosuficientes», según ha explicado Javier Sanjuán, responsable de Aitronics a elEconomista.es

«Es una necesidad importante porque, por ejemplo, las caídas en el hogar son más comunes que los accidentes de tráfico y cuando suceden tienen un importante impacto porque puede requerir el ingreso de una persona en el hospital u otro centro, tiene un coste económico…».

Un riesgo de accidentes que se reduce «si se facilitan las cosas dentro del hogar» para lo que la empresa ha creado la plataforma IVY, que ofrece la posibilidad de tener la casa conectada a través del Internet de las Cosas, de manera que se puede disponer de un control remoto de las luces, bases de enchufe, alarmas, TV, termostatos, persianas… dentro y fuera del hogar».

Además, este sistema presenta la ventaja de que se pueden conectar todos los dispositivos del hogar sin ser necesario hacer obra, puesto que funciona con el sistema de «simplemente enchufar. En algunos casos como bombillas o persianas precisa de un pequeño motor para ejecutar la orden».

Los beneficios de esta plataforma van más allá porque sus funciones también se pueden utilizar para un mayor confort en el hogar y para, por ejemplo, «conseguir una mayor eficiencia energética» en la vivienda.

Todo este sistema se asienta en una tecnología que tiene como base como una especie de router controlador central, «que ya está casi desarrollado y también tenemos ya algunos dispositivos para el hogar, aunque vamos paso a paso porque los diferenciamos de otros dispositivos que ya están en el mercado, pero que no cumplen las expectativas».

Además el sistema es muy sencillo de utilizar. De hecho, el desarrollo no se basa en el uso del smartphone «porque las personas mayores no están acostumbradas a utilizarlo, sino que el control se hace por voz«.

El desarrollo se espera que esté listo para lanzarlo al mercado a finales de este año para lo que desde Aitronics se está ya en negociaciones con empresas comercializadoras, aunque «la intención es que se pueda comprar también directamente en tiendas de productos de tecnología».

Inicialmente, la comercialización está previsto que comience para el hogar y casas, aunque «también es útil para las residencias». El objetivo es introducir el producto en el mercado nacional al inicio de su comercialización en las ciudades más cercanas, aunque se pretende venderlo también en Europa «porque nuestro producto es compatible con las instalaciones eléctricas de los países europeos».

Prueba piloto

De momento, mientras llega el lanzamiento del producto, Aitronics está llevando a cabo un proyecto piloto en una residencia de Soria en la que están acometiendo una primera fase centrada en la realización de videoconferencias adaptadas para que las personas puedan hablar con sus familiares a través de un sistema de reconocimiento facial del usuario tras el que aparecen los contactos de la familia para llamar.

Ahora «vamos a entrar en la parte del sistema de emergencias y de alarmas para cuando se produzcan caídas o bien intenten salir del edificio sin permiso».

Además, de cara a los hogares, el sistema está siendo probado «en nuestras propias casas», aunque en los próximos meses vamos a instalarlo en otros hogares para «tener reotralimentación».

Una idea nacida en la universidad

Aitronics es una empresa nacida de la mano de ingenieros, que eran compañeros de carrera. «Teníamos muchas ideas y queríamos hacerlas realidad» por lo que se presentaron al concurso de SpinUp de la Universidad de Zaragoza, resultando elegidos.

Y así se puso en marcha Aitronics, formada por tres socios a la que posteriormente se añadió otro socio más. La empresa, que ha ido pasando por las diferentes fases de este programa, está ya en la recta final de su participación.

Desde sus inicios apostaron por el Internet de las Cosas porque «es un concepto que está asentado en el exterior, pero no tanto en España». De hecho, en el país «empiezan ahora a aparecer empresas del sector, aunque nosotros nos enfocamos más a personas mayores o con discapacidad, aunque nuestras soluciones puede utilizarlas toda la familia».

 

Deja un comentario