El Big Data y el Ciudadano Científico de Datos

0
40

14418752336594El Ciudadano Científico de Datos (Citizen Data Scientist) es el nuevo término que se está utilizando en el entorno «Big Data» para definir un nuevo rol laboral que aparecerá en los próximos años y que requerirá para su efectividad de una cierta formación en el manejo y análisis de datos. Dejando al margen la discusión de si será o no el nuevo término de moda, debemos evitar que los árboles no nos dejen ver el bosque y ser capaces de intuir lo que este término conlleva en cuanto a la influencia del «Big Data» en un futuro próximo y extraer conclusiones útiles para las pymes y profesionales de nuestro entorno.

El «Big Data» es una evolución (que no revolución) tecnológica cuyas características fundamentales son la capacidad de almacenar datos de forma masiva y escalable, la accesibilidad total a todo tipo de dato (cualquier información digital puede convertirse en datos utilizables y/o manejables), la capacidad de procesar esos datos en tiempo real y de forma escalable y la posibilidad de análisis de los datos desde múltiples puntos de vista.

Considerar que esta evolución tecnológica concierne solo a las grandes corporaciones o a los gigantes de internet es un error. Nada más lejos de la realidad, puesto que, al margen de las aplicaciones que a día de hoy tiene, el ecosistema «Big Data» está directamente implicado en muchas de las tecnologías que ya comienzan a ser una realidad o que lo serán en un futuro cercano, como el internet de las cosas, las ciudades inteligentes, las redes de sensores, los vehículos autónomos o la tecnología wearable, por citar algunas de ellas, y en nuevas tecnologías aún por explotar, como el smartdust y lo que podríamos denominar como marketing unipersonal, y en las que pymes y profesionales pueden encontrar oportunidades de negocio o de desarrollo de producto.

En una reciente encuesta de la compañía EMC basada en mil entrevistas realizadas en nueve sectores diferentes de diez países, los resultados muestran que el 70% de los encuestados consideran que la capacidad de extraer valor del «Big data» es crítico para el futuro de su organización. Evidentemente, el valor principal del «Big Data» no está en la capacidad de generar, recoger y almacenar datos de forma masiva sino en las oportunidades que ofrece para analizarlos y, aunque el análisis de datos no es una disciplina nueva, sí que estará cada vez más presente en cualquier producto o aplicación: se calcula que en 2020 más de 40 mil millones de dispositivos estarán conectados a internet.

Esta omnipresencia de los datos y su análisis, influirá en multitud de campos y disciplinas profesionales surgiendo el Ciudadano Científico de Datos (Citizen Data Scientist). Una persona capaz de entender la forma de trabajar con ingente cantidad de información y conocedor de las posibilidades que la analítica de datos ofrece sin necesidad de poseer un alto nivel de especialización. De esas tareas complejas se encargarán los ingenieros, estadísticos y científicos de datos.

Así como hoy en día tanto las pymes como los profesionales son conscientes de las posibilidades que ofrece la tecnología del software y cómo puede ayudarle en su día a día sin necesidad de ser programadores informáticos, lo mismo ocurrirá con los datos, puesto que, en palabras de Tim O’Reilly, uno de los autores del concepto Web 2.0. y gran impulsor del movimiento del software libre y código abierto, estamos entrando en un nuevo mundo donde los datos serán más importantes que el software.

Urbanismo, eficiencia energética, telecomunicaciones, informática, industria, medicina, biología, medio ambiente, marketing, turismo, finanzas, sociología, periodismo, política, gestión pública… podríamos seguir citando una larga lista de ámbitos cuyos profesionales, al igual que las pymes, se verán afectados por este nuevo paradigma de los datos e inevitablemente deberán adaptarse a este nuevo mundo de un modo progresivo. Esta inevitable adaptación debemos verla como una fuente de múltiples oportunidades más que como un inconveniente, siendo la formación multidisciplinar en ámbitos relativos a los nuevos horizontes que se vislumbran una ventaja competitiva clara tanto para las pymes como para los profesionales que sepan adaptarse y que sean capaces de ver el potencial de los datos en sus respectivas profesiones y/o mercados.

Deja un comentario