Big Data, llave del éxito de los nuevos negocios

0
275

A pesar de que el Big Data es algo que lleva haciéndose desde hace años, fue desde 2010-2011 cuando se produjo la verdadera explosión en el uso de estas tecnologías, sobre todo gracias a los avances en los servicios en la nube y las soluciones para poder trabajar con grandes cantidades de datos.

bigdataLa mayoría de las nuevas compañías tecnológicas tienen en cuenta las ventajas que les puede suponer en su negocio el uso del Big Data. «Un gran porcentaje de startups están trabajando ya con tecnologías Big Data para un sinfín de aplicaciones, desde sistemas de recomendaciones personalizados hasta para recabar analíticas de uso de sus usuarios», explica a Innova+ Marco Doncel, arquitecto Big Data de Proximus, startup que analiza el comportamiento de los clientes en las grandes superficies y realiza estadísticas con el Big Data.

Doncel afirma que el Big Data puede mejorar «enormemente» el servicio que dan las startups a la sociedad y «le aporta valor a la compañía». Por ello, «prácticamente todas las empresas que alcanzan series A en Silicon Valley, trabajan de una forma u otra con Big Data». Para las pequeñas empresas tecnológicas, el estudio y análisis de esta gran cantidad de información puede llevarle a tomar mejores decisiones de negocios, afinar las estrategias de marketing u ofrecer un mejor servicio al cliente. «Todo esto unido a la agilidad y adaptabilidad de las startups, las convierten en una de las mejores herramientas para triunfar hoy en día», destaca el CTO de Proximus.

Para ayudar a las nuevas empresas a aplicar el Big Data, hay grandes compañías que están empezando a compartir su innovación con sus clientes. Atos, líder en servicios digitales y consultora TIC, organiza ‘Workshops de Innovación’, eventos a medida de cada cliente en los que la multinacional ofrece su visión para cada problema. Rodrigo Blanco, responsable de Big Data de la compañía, explica que existen dos partes en la forma en la que las pequeñas empresas extraen valor del concepto de Big Data: «en la operativa de sus empresas o creando negocios gracias a esta tecnología».

Blanco explica que con este concepto se hace referencia al «manejo de volúmenes de información muy grandes, muy variados y/o muy veloces». Por ello, las pymes pueden encontrar en ello tres tipos de mejoras: excelencia operacional, experiencia de cliente y creación de nuevos servicios en base a los datos. La primera hace referencia a empresas que montan conceptos de distribución online con un ‘pricing’ dinámico, es decir, van adaptando los precios de sus productos en tiempo real en base a fuentes de datos, lo que hace mejorar sus ventas «entre un 30% y un 40%». En segundo lugar, las mejoras en la experiencia que reciben sus clientes, basado en la gran cantidad de información que existe de la gente fluyendo por internet, por lo que «cada vez es más fácil hacer un marketing dirigido». A esto se le llama «percepción 360 grados de los clientes» y aunque no pueden competir con estrategias de marketing de multinacionales, las pymes utilizan el Big Data a su favor «para reducir la diferencia».

Por último, existen pymes que crean nuevos productos en base a los datos, es decir, empresas de nicho «capaces de ofrecer servicios mucho más eficientes y más alineados con las necesidades reales de los clientes finales». Asimismo, cada vez hay más iniciativas enfocadas a que las empresas conozcan la opinión de sus consumidores a través de la información que generan. Es el caso de ‘Socialbright’, una bombilla ‘inteligente’ creada por la consultora The Box Populi que enciende una luz verde o roja cuándo se está hablando bien o mal de la marca en redes sociales. Alberto Cañas, CEO de la compañía, explica que «las empresas deben incorporar procesos para aprovechar el Big Data en su cultura y obtener así ventajas competitivas». Cañas dice que «dentro de poco se dejará de hablar de ‘Big Data’ y será solo ‘Data’ porque todos esos datos serán algo normal».

Problemas del Big Data

Esta gran cantidad de información que nos rodea puede suponer problemas de seguridad para la privacidad de las personas y afectar al propio valor añadido de la compañía. «Es un riesgo que hay que saber gestionar», afirma el experto de Atos. Blanco advierte de que en algunos ámbitos, el Big Data genera «cierto rechazo o recelo» porque la gente puede llegar a sentirse «un poco espiada».

Por su parte, el arquitecto en Big Data de Proximus recuerda que trabajar en el procesamiento de grandes cantidades de información conlleva subtareas difíciles de adoptar para pequeñas compañías. Explica además que hay gente que cree que está trabajando con Big Data «y en realidad no es capaz de generar información suficiente para ser considerado como tal». Por ejemplo, una ‘app’ con 50.000 usuarios no genera estadísticas del orden del Big Data.

 

 

Deja un comentario