El negocio de los drones no militares y su posibilidad de crecimiento en ventas durante 2015

0
47

drone

Un estudio de Deloitte acerca de predicciones de tecnología, medios y telecomunicaciones le da un óptimo pronóstico a esos artefactos no militares gracias al gran número de aplicaciones potenciales que pueden llegar a tener, particularmente para empresas y gobiernos. Eso no indica que esperen un año de avances en los drones.

«Esperamos que las ventas de drones no militares (también conocidos como vehículos aéreos no tripulados), por ser cerca de 300 mil unidades en 2015, con la mayoría de ser comprado por los consumidores o usuarios avanzados», indica Deloitte en su informe, en el que advierte que las ventas estarían entre 200 y 400 millones de dólares.

Lo que si es claro para ellos es que existen varios factores limitantes para que la compra de los drones sea aún más masiva en el corto y mediano plazo. El primero tiene que ver con los daños que pueda tener un dron debido al mal manejo, tema que hace que el artefacto resulte no solo muy costoso en sus arreglos sino potencialmente peligros si llega a presentarse un accidente.

Lee Chikungunya, el virus que crece como gigante por culpa de pequeños mosquitos

 

Otro tema que complica la masividad de los drones es que todavía no se ha trabajado en una regulación de su tráfico aéreo, por lo que tendrá que realizarse un control y empezar a generarse una legislación alrededor del tema, pues ya ha sido motivos de litagación. Eso aún le impide crecer más.

Además, cabe destacar que la producción de estos drones todavía no se han hecho tan masivas como si sucede con algunos vehículos terrestres, lo que los hace más costosos. Si bien los drones son más baratos que los helicópteros, todavía pueden tener precios que los haga de más alta competencia.

No obstante a lo antes dicho, Deloitte reconoce que las aplicaciones industriales y civiles son cada vez mayores por el tipo de inspección que pueden realizar transmitiendo imágenes a personal de tierra en tiempo real. «Las empresas deben examinar cada aplicación potencial de aviones no tripulados sin dejar de reconocer sus limitaciones: son dispositivos ligeros que funcionan con baterías, muchos con cargas moderadas y distancias cortas», dicen.

Los modelos más sencillos están en precios entre 300 y 500 dólares y tienen cuatro rotores, un alcance bajo control directo de hasta cincuenta metros, tiempo de vuelo de hasta 20 minutos con una batería de larga duración por al menos 15 kilómetros, con cámara básica incorporada y es común que se puedan manejar por medio de una aplicación en el smartphone. Los que son de gama alta cuestan más de 10 mil dólares, con un tiempo de vuelo de más de una hora.
El crecimiento de estos dispositivos podría ser progresivo, lo importante será ver la capacidad que tengan para hacerlo una efectiva herramienta recreativa para fotografía 8por ejemplo) o productiva (para monitoreos, entre otros), pero ante todo cómo se hagan las regulaciones más adecuadas para que no sea una amenaza a la seguridad.LEE ADEMÁS– Claves para disfrutar el fin de semana como lo hacen las personas exitosas

Deja un comentario