Interconexión de máquinas y personas

0
34

Futuro cercano. Una mirada que se extiende cinco años hacia adelante. Dispositivos móviles, televisores, autos, electrodomésticos, equipos de salud, casas y personas, todos on line. Cómo será la Internet de Todo, y qué la diferencia de la Internet de las Cosas.

53017_big_data_se_ha_convertido_en_una_profesion_vital___foto__cs_

Internet de Todo (IoE, por sus siglas en inglés) avanza vertiginosamente, y entre las empresas que están impulsando esta tendencia con mayor fuerza se destaca Cisco, uno de los gigantes mundiales de la conectividad.

Su directora general de marketing, Blair Christie, explica que definen la IoE como “la conexión en red de personas, procesos, datos y cosas”. La confluencia de tecnologías es lo que hace posible la Internet de Todo: la movilidad, el auge de la computación en la nube (cloud), la importancia creciente de los datos masivos (Big Data), y la Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés).

IoT

La Internet de las Cosas es uno de los pilares de la Internet de Todo, pero no son lo mismo. Contar con sensores, dispositivos y máquinas conectadas e intercambiando datos es uno de los requisitos de la Internet de Todo, pero esta requiere que la información que generan esos dispositivos sea recopilada, analizada e interactúe con las personas.

Cisco develó en un estudio que los dispositivos conectados en 1984 eran mil. En 2010, ya eran 10.000 millones, y pronostica que para el año 2020 más de 50.000 millones de cosas y también más de 5.000 millones de personas estarán conectadas a Internet. Por su parte, Internet Trends pone como ejemplo de esta evolución el aumento de la presencia de sensores en los dispositivos móviles: mientras el iPhone, de 2007, y el Galaxy S, de 2010, contenían tres sensores, el iPhone 5S, de 2013, cuenta con cinco sensores, y el Galaxy S5 (lanzado en 2014) con nada menos que 10, entre ellos identificadores de impresiones digitales y latidos cardíacos. El desafío de sacar provecho de todo este volumen de datos viene siendo enfrentado con herramientas de Big Data. “De acuerdo con KPCB, hoy analizamos apenas 1 por ciento de los datos que circulan en el ambiente digital”, sostiene Vicente Goetten, director ejecutivo de TOTVS Labs.

Será otra Internet

Durante el reciente Foro Económico Mundial de Davos, Eric Schmidt, actual director ejecutivo de Google, afirmó que “en el futuro Internet desaparecerá, al menos tal como la conocemos”. Al explicar su afirmación, agregó: “Habrá tantas direcciones IP, tantos dispositivos, sensores, cosas que vestimos y con las que interactuemos, que Internet será parte de nuestra presencia todo el tiempo”.

Graficando aún más este concepto, des­cribió el comportamiento que tendrán los sensores de las habitaciones en el futuro cercano: “Imagínense caminando hacia una habitación, y que ella sea dinámica, es decir que, con tu permiso, te encuentres interactuando con las cosas que ocurren dentro de la habitación”.

IoE en ejemplos
En un encuentro de grandes empresas, en las cuales se expuso sobre la Internet de Todo, Dave Evans de Cisco ejemplificó: “Imagine un sensor de bajo costo ­incorporado en la cerradura de su casa, que puede ver su cara y enviarlo a través de la nube y permitirle entrar sobre la ­base del reconocimiento de rostros”.
Paul Rogers, de General Electric, describió: “Los motores para aviones de próxima generación contarán con sensores que se anticiparán a un problema de mantenimiento durante el vuelo, enviarán esa información al personal de tierra y pedirán piezas para la reparación, por lo cual ni bien el avión aterrice el problema se podrá solucionar de inmediato”.
Vijay Sankaran, de Ford, habló de la IoE bajo dos perspectivas, el exterior y el interior del vehículo: “En el exterior, el coche se convertirá en un nodo en la red de transporte, lo cual podría incluir el metro, buses, trenes y aviones. El ­interior será un sistema inteligente, ­conectado a una red que integra señales sonoras, visuales, e instrumentos”.

Deja un comentario