Big Data, el enigma de dónde sacan las empresas tanta información

0
47
53195_dejamos_pistas_muy_utiles_a_todas_horas___foto__cs_Big Data se ha convertido tal y como hablamos en Big Data, la profesión del futuro y la formación del presente  en una de las profesiones más demandadas, ya no sólo por grandes empresas, sino también por otras de una dimensión menor por su gran potencial en prever tendencias de mercado. La base está en la enorme cantidad de datos que se pueden manejar en una proporción que no deja de crecer. Las empresas cada vez conocen más nuestras costumbres y amoldan sus estrategias en ello y lo hacen porque según avanza el tiempo hay más dispositivos que proporcionan más información.
Todo ello está llevándose al límite de que pocos consumidores son conscientes de la inmensa cantidad de información sobre sus gustos y preferencias van dejando en la red y como se usa la misma. Las redes sociales son una fuente clara y posiblemente donde muchos sabemos poner más límites.

De hecho una de los potenciales de crecimiento de estas redes está en vender publicidad con una mayor posibilidad de segmentación. Pero más allá de los medios sociales, dispositivos, buscadores y aplicaciones se han convertido en fuentes fundamentales de información.

Buscadores y cookies: Desde hace muchos años se utilizan las cookies para traquear la navegación. Tienen varios fines, el primero es ayudar a navegar más rápido y mejor en nuestras páginas favoritas, pero otro es proporcionar miles de datos, sobre que páginas nos interesan o a qué hora entramos en una página o consumimos más.
Música y libros electrónicos: Comprar un libro electrónico desde la conexión WiFi o conexión móvil de nuestro lector electrónico no sólo es cómodo, sino que también proporciona al comercio donde lo adquirimos mucha información sobre nuestras preferencias. Pero no sólo eso, también permite analizar los gustos ¿Terminó el libro? ¿Qué compró cuando lo terminó? Ofertas personalizadas y campañas de marketing se basan en todos estos puntos y por que no ¿Llegará la hora del libro personalizado?
En el caso de la música tenemos el ejemplo más claro en aplicaciones como spotify. En base a una canción escogida podemos continuar escuchando una lista de reproducción automática con temas del mismo estilo y artistas similares basándose en la música que gusta al usuario y las valoraciones que se van realizando.
Tarjetas bancarias y pago a través de dispositivos: Si el dinero en efectivo no deja huella los diferentes pagos electrónicos sí. Las entidades financieras y otras entidades que las emiten, como todo tipo de empresas en el caso de tarjetas de fidelidad. La información es la más directa sobre hábitos de compra. Se puede desde personalizar límites de crédito, crear ofertas personalizadas, perfiles de comprador y riesgo relacionándolos con los tipos de producto que adquiere.
Teléfonos móviles: Una de las herramientas con mayor potencialidad, ya que añade a mucho de lo hablado anteriormente: búsquedas, pagos, etc, otras variables como la geolocalización. Por ejemplo, qué se busca cuando se está en casa o cuando estamos de compras, qué aplicaciones usamos, cómo las usamos…

Deja un comentario